ENCUENTRO TRES FRONTERAS DE LA CEB. La iglesia con las familias de CEB

En los días 28 y 29 de septiembre de 2019, representantes de las CEB de Brasil, Argentina y Paraguay, se convocaron en la ciudad Presidente Franco para celebrar el XVI Encuentro de las CEB de Tres Frontera.

La reunión es un esfuerzo de los coordinadores de CEB de la región fronteriza de los tres países, quienes se encuentra periódicamente para intercambiar experiencias, compartir las alegrías y los desafíos de ser comunidad eclesial de base en una región fronteriza. Los problemas que experimenta la gente, en particular las que se sitúan en las zonas más periféricas y que parecen no ser conscientes de ellas, por lo que la Iglesia debe avanzar para unirse en la realización del proyecto de Jesús de Nazaret.

El tema elegido para el encuentro: LA IGLESIA CON LAS FAMILIAS DE CEB buscó responder al desafío de fortalecer a las familias y formar comunidades, especialmente motivando a los grupos familiares. Una dificultad encontrada por las CEB de los tres países involucrados, especialmente con los más jóvenes.

El encuentro comenzó a las 2:00 pm en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús – Paraguay, donde todos fueron recibidos con gran entusiasmo y afecto por los hermanos paraguayos Después de la recepción, se presentaron los equipos de coordinación de cada país.

Brasil estuvo representado por la Diócesis de Foz de Iguazú con el consejero Padre João Disner, la coordinadora diocesana Juvilde con su equipo de coordinadores parroquiales. Con gran afecto también participó Leoni de la coordinación de CEB Regional Sul 2 y miembro de la Ampliada de CEBs Brasil.

Paraguay con su equipo parroquial diocesano y también la coordinación de Asunción – PY. Hana, Eládia, Ramón y la coordinación nacional presbítero José Arias.

Argentina con el Sr. German y Rosi y los coordinadores de la parroquia. Participaron activamente del encuentro varios jóvenes de Argentina y Paraguay.

Después de la presentación, se desarrolló el tema: Familia y Juventud en la Iglesia. En un primer momento, guiado por la Palabra de Dios, a la luz del evangelio, el representante de Paraguay padre José (Pepe) se dirigió a las familias, buscando rescatar historias, raíces familiares a través de ejemplos, diálogos, visitas, participación para que los jóvenes puedan comprender la importancia de estar en familia, sentirse amado y que por el cariño y la atención ocupen su espacio en la unidad familiar.

En un segundo momento, el padre João, representante de Brasil, complementó con ejemplos de familias de años anteriores, en contraste con el presente; Tuvo un momento de diálogo entre los participantes, luego les dio a todos una palabra para compartir con los ejemplos y sugerencias de la asamblea. Formaron grupos para responder preguntas sugeridas. Este momento permitió la interacción y el intercambio de experiencias entre los participantes, quienes presentaron la realidad vivida por las familias de las comunidades de base en su país y las iniciativas para fortalecer la participación, en particular de la juventud.

Al final de la tarde, los participantes fueron llevados en equipo a las comunidades, donde hubo una celebración presidida por los sacerdotes presentes en la reunión y con la participación activa de la comunidad visitada. Después de una fraternización con comidas típicas del pueblo paraguayo, los participantes fueron acogidos y alojado en casas de familia.

El domingo comenzó con la celebración de la Eucaristía, presidida por el representante del obispo local, la participación de la comunidad local iluminó este momento, que se rezó en portugués, español y guaraní.

Después de la misa, se realizó un plenario con el trabajo de los grupos, la pregunta principal fue: “¿Qué debemos hacer en nuestras familias para seguir a Jesús como CEB, involucrar a los jóvenes, comprometida con el reino de Dios,una Iglesia presente en las familias y en la sociedad?
Todos los grupos hicieron su contribución, señalando como un desafío importante el compromiso de las familias y los jóvenes con la participación efectiva en la Iglesia, la aceptación de la Iglesia y los grupos constituidos, motivando a aquellos que ya muestran interés e invitando a los que están separados, ser la Iglesia propuesta por el papa Francisco.

Después de reflexionar, los símbolos del Encuentro de las Tres Fronteras de los CEB fueron entregados a los representantes de CEB de Argentina, país que albergará el XVII en 2021.

También se celebró el 79 aniversario del P. Pepe, un gran colaborador y animador de los CEB.

El padre João, representante de Brasil, hizo sugerencias, alentó a los presentes a asumir los desafíos de ser una Iglesia en salida. Conocer familias y jóvenes, tratar de conocer la realidad de los demás, escuchar, hablar y prestarle la atención que a menudo no reciben. Conscientes de las diversidades de la actualidad y, por lo tanto, juntos, con fe y perseverancia, comprometerse a redimir los valores familiares tan despreciados por la sociedad.

El trabajo concluyó con el compromiso y la responsabilidad de perseverar en el camino de los CEB, con la Iglesia anunciando, denunciando y celebrando, con la centralidad de la palabra de Dios.

Después del almuerzo, la coordinadora regional del Sur 2 y representante de las CEB de Brasil Leoni, dejó su afecto y reconocimiento por el trabajo realizado. Agradeció a todos los organizadores y participantes que estaban dispuestos a participar cada vez más en la lucha por el aprecio de la familia. y por ser Iglesia de las comunidades eclesiales de base. Informó sobre el progreso de las CEB en Brasil después del 14º Intereclesial y la construcción del próximo Encuentro. Invitó a los países presentes a enviar jóvenes para participar en la 8ª Intereclesial del Paraná, que tendrá como tema: CEB: Iglesia en defensa de la vida de la juventud y lema: Mi deseo es la vida de mi pueblo. (Ester7,3).


La gente de las CEB se caracteriza por la alegría, el color, la espontaneidad y la simplicidad de ser una Iglesia con el pueblo de Dios, con sus luchas y resistencias, por lo que la reunión dio tiempo a los diferentes países para hacer presentaciones culturales, rezando con la vida, el baile, la música y la esperanza de quienes confían en el amor y la misericordia de un Dios Padre y Madre que camina con su gente.

Y así, con gran emoción, terminó una reunión inolvidable, además del aprendizaje, el intercambio y la ayuda mutua, se fortalecieron los lazos de amistad.

En nombre de las CEB de las Tres Fronteras, agradecemos a los hermanos paraguayos por su participación y bienvenida con inmenso afecto y amor fraternal. ¡Gracias a todos, que la luz del Espíritu Santo los ilumine y que la Virgen de Nazaret, la Madre Aparecida, la Señora de Iguazú y la Virgen de Caucupé animen las Comunidades Eclesiales de Base, haciendo eco a diario de su Magnificat en esta Gran Patria!

 

Por Ibraena e Juvilde CEBs Foz do Iguaçu

Tradução: Leoni Alves Garcia  e Julia Besualdo CEBs Cone Sur

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *